¿Qué efectos causa en mi bebé el fumar e ingerir alcohol?

Cuando planeamos traer al mundo a una criatura es importante tener ciertos cuidados, ya que si tomamos malas decisiones como consumir alcohol o fumar tabaco durante el embarazo nuestro bebé puede resultar afectado. 

 

 


Al consumir alcohol en etapa de gestación este va directo a nuestra sangre y por ende atraviesa la placenta llegando directamente al bebé, quien por estar en etapa de formación le es imposible metabolizarlo. Por otro lado, durante los primero tres meses de embarazo cuando el feto está desarrollando su cerebro puede verse afectada la formación de sus conexiones cerebrales. Además, al momento del parto nuestro hijo podría nacer con problemas de crecimiento, bajo peso, anomalías en el rostro y otras consecuencias como dificultades para aprender o relacionarse.

El tabaco es otro factor que afecta de manera considerable al feto, sea la madre fumadora activa o pasiva, ya que la nicotina hace que los vasos sanguíneos se contraigan lo que evita que le lleguen menos nutrientes y oxígeno al feto. Además, el humo del cigarrillo puede ocasionar disminución en su función pulmonar causándole futuros problemas respiratorios durante sus primeros años de vida.

Es recomendable evitar los espacios donde hay zona de fumadores y ser consciente que ahora estamos a cargo de otra vida, alguien que necesita de nosotras para poder formarse, así que si no somos nosotras las que cuidamos de nuestro pequeño nadie más lo hará. 

Ref: https://medlineplus.gov/spanish/pregnancyanddruguse.html